Si bien en los tiempos pre-covid la tecnología ya era importante, después de haber vivido un confinamiento domiciliario y meses con restricciones, el mundo digital ha dado un salto todavía más grande. E-commerce, un gestor de proyectos o incluso el correo electrónico… todos forman parte de esta digitalización. Pero, ¿qué problemas tiene?

Para las personas el principal inconveniente que pueden encontrar a la hora de enfrentarse a los nuevos procesos digitales es la falta de conocimiento. Es cierto que una persona que ha crecido a la par que Internet, tiene habilidades digitales que no tienen los que siempre han llevado a cabo acciones de su vida cotidiana de forma tradicional. En estos casos pedir cita en el médico, en la ITV o incluso sacar dinero en el banco se convierte en un verdadero reto.

Por su parte, para las empresas la nueva forma de comercio es una oportunidad muy grande, a nivel organizativo, de ventas, de optimización de recursos y de reducción de costes. ¿Saben las empresas el diamante en bruto que realmente tienen?

En Estudios Rafer queremos dar la solución tanto para las empresas como para las personas. Hemos creado un Aula Digital para enseñar competencias básicas y avanzadas sobre los nuevos procesos digitales que nos encontramos constantemente: cómo hacer reuniones online de la mejor forma posible, cómo hacer video llamadas personales con familia y amigos, cómo pedir citas al médico de forma online, cómo presentar documentación online e incluso cómo gestionar los datos de los clientes de una empresa

El entorno digital ha cambiado mucho durante este año, y lo seguirá haciendo a medida que pase el tiempo. Lo mejor que podemos hacer es adaptarnos a las circunstancias e intentar conocer las herramientas que nos pueden hacer la vida un poco más fácil. No importa ni la edad ni el tipo de empresa que seas, el cambio está en tu mano, lo demás son excusas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.