Mejores resultados, más capacidad de adaptación al cambio, satisfacción laboral, retención de talento, productividad, motivación… ¿Cómo conseguirlo? La formación es clave también para las empresas.

Vivimos en una sociedad en la que la adaptación al cambio es básica para los negocios que tienen una proyección de futuro. Periódicamente surgen nuevos métodos de organización o nuevas herramientas de uso, y quedarse atrás nunca es una opción.

¿Sabías que todas las nóminas tienen una retención para la formación profesional? Así es, toda empresa tiene una cuota de formación bonificada. Cada organización tiene en su mano un crédito para la formación, que podrá hacer efectivo mediante bonificaciones de la Seguridad Social una vez realizados los estudios. El crédito para cada empresa va a depender del número de trabajadores, pero el saldo mínimo es de 420€.

Si bien los trámites burocráticos pueden resultar algo tediosos (darse de alta en la aplicación, comunicar inicio y fin de los cursos, hacer efectiva la bonificación…), los beneficios hacen que merezca la pena.

Como en Estudios Rafer queremos dar solución a los posibles obstáculos que tengan nuestros clientes, te daremos la llave del progreso. Si eres empresario, crea un convenio de adhesión para que todos tus empleados se puedan favorecer de nuestros más de 30 cursos, y nosotros nos encargaremos de los trámites. Existen dos opciones:

  1. Organizamos el curso, comunicamos el principio y el fin del mismo, y aplicamos la bonificación de la Seguridad Social.
  2. Después de recibir la información sobre la formación, comunicamos su inicio y su término, y gestionamos el recibimiento de la bonificación.

Más fácil imposible, el crecimiento personal y profesional de tus trabajadores es algo que está al alcance de la mano de cualquier empresario, y ayudas como esta son un gran incentivo que lo hace posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.