1. Buenos días Mónica. En primer lugar, darte la enhorabuena por el “PREMIO Xove Iniciativa Emprendedora 2021” recibido recientemente en la VIII edición de los premios AJE (Asociación Jóvenes Empresarios) a tu estudio de arquitectura Mfc.arq. ¿Qué te motivó e inspiró para emprender este proyecto? 

Buenos días y muchas gracias. Mfc.arq nace de las ganas de seguir trabajando en el mundo de la arquitectura, ante la falta de oferta de empleo en el sector, el emprendimiento parecía ser la única opción viable además de que establecerme en el rural siempre me resultó más atractivo que cualquier urbe. Yo nací en el rural y creo que se menosprecia sobremanera. Después de llevar casi 10 años colaborando con otros estudios en la ciudad, tenía claro que si emprendía tenía que ser en el rural, volver a Meira, la tierra que me vio crecer e intentar ayudar a mejorar el entorno que me rodea es mi principal meta.

2. ¿Cuándo se creó Mfc.arq y qué servicios facilita?

El estudio se inauguró el 21 de febrero de 2020, apenas 3 semanas antes del inicio de la pandemia, fue un inicio duro, estando los primeros meses cerrado por decreto, pero la respuesta de los clientes en cuanto se pudo abrir al público fue de apoyo total, esa cercanía solo la encuentras aquí.

Los servicios del estudio abarcan arquitectura, diseño y urbanismo, hacemos un poco de todo: obra nueva, mucha rehabilitación, reformas, interiorismo, certificados de eficiencia energética, licencias de actividad, infografías y visualización 3d, informes periciales… En general intentamos adaptarnos a las necesidades de cada cliente.

3.  ¿Qué pasos tuviste que dar al principio para poner tu proyecto en marcha?

Supongo que los que tiene que dar cualquier autónomo, darse de alta, buscar un local, reformarlo para adaptarlo a las necesidades del estudio y ver la viabilidad según donde te encuentres, siempre intentas buscar amparo económico para empezar, hay gente que puede optar a subvenciones, en mi caso no me concedieron ninguna y tienes que buscarte un poco la vida para ir muy poco a poco. En mi caso, la parte que más me costó fue la parte burocrática, seguido de equipar el estudio con ordenador, impresora, etc…

4. Mfc.arq es un estudio de arquitectura ubicado en el rural (Meira), ¿afecta esto de alguna manera a la consecución de clientes o, por el contrario, resulta efectivo?

Yo creo que la mejor decisión que pude tomar a la hora de emprender es haberlo hecho aquí, en el rural, ofreciendo un servicio que no existía y que creo que es totalmente necesario. Aunque solo sea por el asesoramiento.. Muchas veces la gente hace pequeñas cosas mal por estar mal asesorado por lo que creo que la visión más próxima de un técnico ayuda a que la gente confíe en tu criterio y pierda el miedo a la tramitación de las cosas.

Algunas figuras profesionales, como la mía de arquitecta, tienen muy mala fama. Para mi, la proximidad es el primer paso en el labor pedagógico. Los técnicos estamos para ayudar, para tratar de aportar soluciones y obtener mejores resultados en cualquier intervención arquitectónica que se haga, desde la reforma de una cocina hasta la ejecución de una vivienda.

5. ¿A qué retos te has enfrentado en tu trayectoria como joven emprendedora y cómo lo has superado?

El mayor reto para mi fue, por una parte, la desinformación a nivel burocrático: cuando quieres intentar solucionar todo por tu cuenta (los trámites con hacienda, seguros de responsabilidad civil, colegiación… etc, y, por otra parte, a nivel profesional: regentar el estudio sola.

Cierto es que hoy estamos muy bien comunicados y por teléfono puedes resolver cualquier cuestión. Preguntar a quien sabe es la mejor solución cuando te encuentras un poco perdida.

Por otro lado echo de menos el trabajo en equipo, espero que con el tiempo pueda formar un equipo interdisciplinar ya que soy de la idea que ante un proyecto cuantas más visiones mejor.

6. Y, por último, Mónica, ¿Qué consejo les darías a otras mujeres emprendedoras?

No sé si yo soy la más adecuada para dar consejos, pero lo único que puedo transmitir a cualquier emprendedor/a es que sólo se sale a flote cuando uno no se rinde, a base de horas y de esfuerzo. Lo importante es no rendirse y no perder la ilusión, vendrán épocas mejores y peores pero siempre hay que quedarse con lo bueno y no perder la esperanza, apoyarse en la gente que tiene más experiencia que tú y no tener miedo a preguntar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.