fbpx Estudios Rafer | Centro de estudios y cursos certificados

¡Que no te dé miedo la entrevista de trabajo!

¿Estás inmerso en la búsqueda de trabajo o dentro de un proceso de selección? Sabemos que el momento de la entrevista es el más temido por la mayoría, pero en Estudios Rafer queremos ayudarte a espantar esos temores. Por ello esta semana te traemos estos consejos para afrontar ese momento con éxito.

¡Lo primero es lo primero! Antes de nada, programa todo lo relacionado con la cita: dónde será, a qué hora, la vestimenta, la ruta a seguir… y ten a mano un contacto al que avisar en caso de emergencia.

Una vez asegurados estos datos el primer paso va a ser prepararte. Busca información sobre la empresa: su historia, sus valores o como es en la actualidad. No te olvides tampoco del puesto de trabajo al que presentas tu candidatura: responsabilidades, horarios, oportunidades, objetivos, etc.

Por otro lado, céntrate también en ti, busca tus puntos fuertes para reforzarlos y tus puntos débiles para combatirlos. También puedes anotar preguntas en un cuaderno que tengas a mano para que no se te escape nada.

A continuación, tenemos que tener claros los objetivos de la propia entrevista, para la empresa serán ver si el entrevistado encaja con el puesto ofertado (tiene en cuenta el conocimiento, la motivación, si es competente, si encaja con los valores…) y para ti será demostrar todo lo que vales y generar confianza.

Y ahora repasemos los aspectos a tener en cuenta a la hora de la verdad:

  1. La mirada. Los ojos son el espejo del alma así que contrólalos, no evites la mirada del entrevistador y demuestra sinceridad.
  2. Sabemos que puede ser complicado controlar la gesticulación, pero intenta que esta no sea excesiva.
  3. ¿Sabías que si te apoyas mucho en el respaldo denota falta de interés? Fíjate en la postura corporal: que tus ojos queden a la misma altura que los del interlocutor y no cruces piernas ni brazos.
  4. El lenguaje y el tono deben ser positivos. Para causar una mejor impresión puedes utilizar palabras como reto, eficacia, meta…
  5. Las respuestas pueden ser la parte más complicada. Muestra versatilidad, flexibilidad y adaptabilidad en ellas. ¡Y no tengas miedo de preguntar si no has entendido una pregunta!
  6. Una leve sonrisa nunca sobra, y transmite amabilidad y confianza.

Por último, ten en cuenta lo que no debes hacer: NO mientas, NO discutas, NO preguntes sobre sueldos, vacaciones o repartición de beneficios, NO cuentes problemas personales, NO llegues tarde, NO interrumpas, NO seas pesimista, NO tengas el móvil con sonido y NO muestres tensión.

Esperamos que estos consejos desde Estudios Rafer te sirvan para afrontar tu próxima entrevista con más seguridad. Seguro que eres la persona adecuada para el puesto… ¡Solo falta que lo demuestres!

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información