Prácticas profesionales: la mejor forma de captar talento para tu empresa

Las prácticas profesionales son el último escalón para los alumnos de Estudios Rafer antes de obtener los certificados de profesionalidad. Un escalón que a su vez supone un puente entre los estudiantes en formación y el mercado laboral. Esta última fase de la preparación representa además una excelente oportunidad para aquellas empresas que buscan sumar talento a su equipo.

Los periodos de prácticas en empresas, que llegan hasta las 120 horas en algunos casos, son el último requisito para obtener el certificado de profesionalidad. Este programa no supone ningún coste para las empresas y además Estudios Rafer se hace cargo del seguro de los alumnos participantes.

El periodo formativo de los alumnos estará supervisado por un tutor del centro de formación que les será asignado al principio del mismo. Las ventajas para las empresas receptoras no acabarían ahí, ya que una vez validada la formación de los alumnos o alumnas en prácticas estos obtendrían de forma definitiva el certificado de profesionalidad. Desde ese momento podrían incorporar al profesional con un contrato en prácticas con los beneficios para la empresa que esto conlleva.

Si quieres sumar talento a tu proyecto y, hasta ahora, no tenías claro como hacerlo, desde Estudios Rafer te recomendamos esta opción. Un proceso en el que tanto las personas en formación como aquellas empresas les abren sus puertas para finalizar la misma acaban ganando. Los alumnos viven su primera inmersión en el mercado laboral y la oportunidad de tener una continuidad en el mismo. Y para las empresas supone tener a su alcance talento y profesionales con aptitudes adaptadas a la demanda actual del mercado.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información