La actividad regresa a las aulas de Estudios Rafer

El 1 de julio ha sido una fecha muy especial para Estudios Rafer. Más de 100 días después de la última clase antes de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 la actividad ha vuelto a nuestras aulas.

Esas mariposas en el estómago, casi tan fuertes como las que sentíamos cuando comenzamos con el proyecto, nos dejaban claro que no era un día cualquiera. Desde primera hora hemos vuelto a ver a muchas caras conocidas que hacía ya demasiado tiempo que no veíamos. Lo que ya no ha sido tan familiar para todos han sido las renovadas instalaciones de Villalba y Lugo. Esos sitios que casi llevaban el nombre de cada alumno o alumna grabado en la silla, de tantas horas que han pasado en ellos, ya no son los mismos. Todas las estancias han sido adecuadas a las normas establecidas para garantizar la seguridad del profesorado y el alumnado.

En Vilalba han reestrenado las instalaciones los alumnos y alumnas de las certificaciones de Actividades Administrativas na Relación co Cliente y de Deseño na Industria Naval. En Lugo han vuelto a las clases los estudiantes de Caldeiraría e Estruturas Metálicas, Xestión e Contro dl Aprovisionamento, Operacións Axuliares de Servizos Administrativos e Xerais y Dinamización Comunitaria. El día 2 será el turno del grupo de Programación de sistemas informáticos y la última formación en regresar a la actividad será la de Representación de Proxectos de Obra Civil.

Para todos ha sido una jornada muy especial. Un nuevo inicio, con una nueva realidad, unas nuevas condiciones pero una misma meta: apoyar a todos los alumnos y alumnas que confían en Estudios Rafer para impulsar su futuro profesional.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información