Conoce a…Patricia Sánchez (Gestión de Marketing y Comunicación)

Nombre y Apellidos: Patricia Sánchez Pardo

Actividad Profesional: Actualmente dedico la mayor parte de mi tiempo a la formación. Cuando no es directamente impartiendo, como docente, sigo formándome, documentándome, o elaboro contenidos para mis cursos. También asesoro e implemento estrategias de marketing en empresas.

¿Qué formación impartes en Estudios Rafer? Imparto los certificados de profesionalidad COMM0112 Gestión de Marketing y Comunicación y COMM0110 Marketing y Compraventa Internacional. También he impartido el módulo de Inglés para la Logística y el Transporte.

¿Cuándo y cómo se produce tu llegada al equipo de Rafer? En 2018, al reincorporarme de la baja de maternidad de mi primera hija, buscaba una oferta laboral que me permitiera conciliar. Apliqué a un anuncio publicado por Rafer en Galejobs, y en la primera entrevista con la responsable de formación, Leticia, sentí rápidamente que era con ellos con quien quería trabajar. Después de varios cursos juntos, estoy muy contenta de haber tomado esa decisión.

¿Y cómo definirías tu experiencia hasta ahora? La experiencia ha sido estupenda. Rafer se compone de un gran equipo de profesionales y todos remamos en la misma dirección por ofrecer el mejor servicio posible a los alumnos.

¿Por qué recomendarías Estudios Rafer a alguien que busque formarse para encontrar nuevas oportunidades laborales? Porque las titulaciones que se imparten en este centro atienden a las necesidades reales del mercado. Se trabaja por mejorar la empleabilidad de los alumnos, no solo ofreciendo formación sino ayudándolos a encontrar el lugar en el que mejor puedan encajar de cara a una posible contratación durante las prácticas, les guían y asesoran en cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo, cómo demostrar sus habilidades… Es un plus que no se suele dar con frecuencia y que nace de su compromiso por los alumnos.

¿Qué motivos le darías para que se animase a apuntarse al curso de Gestión de Márketing y Comunicación? Si antes ya era un tema de actualidad, la crisis por la Covid-19 ha dejado claro que digitalizarse y trabajar el mercado online es mandatorio para cualquier tipo de empresa. Pero para hacerlo correctamente es necesario conocer bien el medio digital, las herramientas para posicionar y gestionar una marca, la creación de contenidos, el diseño de campañas por objetivos y la medición de los resultados de esa inversión. Este curso permite adquirir los conocimientos y experiencia necesarios para empezar a trabajar en este sector.

¿Qué salidas profesionales se le abren a los alumnos y alumnas al acabar el curso? Los alumnos adquieren una capacitación profesional que, pudiendo aplicarse tanto por cuenta ajena como para animarse a emprender un proyecto propio. Comprende los departamentos de marketing (social media, envío de newsletter, anuncios, gestión de comunidades online, marketing con influencers), gabinetes de prensa y comunicación de cualquier empresa u organización, agencias de publicidad o marketing, relaciones públicas, y organización de eventos de ámbito público y privado.

¿Cómo son tus alumnos, con qué inquietudes llegan al inicio de los cursos?¿El desarrollo es muy diferente a las expectativas que tienen al principio? Los cursos que imparto son de nivel 3, así que mis alumnos suelen tener formación en la rama de administración, empresariales, o incluso en ventas o marketing, aunque no es excluyente. Como son cursos dirigidos a desempleados hay que tener muy en cuenta el factor motivacional a la hora de impartir el curso, pues algunos pueden ser parados de alta duración y al principio les cuesta creer que son capaces de entrenar habilidades nuevas, o se muestran un poco escépticos. El mundo del marketing engloba muchas habilidades y todo el mundo tiene cabida en él. Me preocupo por conocer las capacidades y trayectoria de cada uno de forma individual y a partir de ahí ayudarles a construir el perfil profesional en el que mejor puedan aprovechar su potencial y disfrutar de esta profesión. Hay quién tiene una gran capacidad analítica, o se le da muy bien escribir, quien disfruta en la investigación de mercados o comunicando en redes sociales. Me satisface decir que en seguida descubren las posibilidades que este mundo les puede ofrecer y el desarrollo del curso es muy positivo.

¿Cuáles dirías que son las competencias que fortalecen durante la formación y que les hace diferenciales a tus alumnos a la hora de incorporarse a una empresa? El objetivo final con el que llegan los alumnos suele ser el mismo: encontrar un trabajo. La mejor ocasión para enfrentarse de nuevo al mundo laboral es durante las prácticas, que me gusta interpretar como una oportunidad para demostrar de qué son capaces más justa y extensa que una entrevista de trabajo al huso. Así pues, mi planteamiento como docente no sólo es aportarles los conocimientos teóricos que necesitan para superar los módulos, sino enfrentarles a casos prácticos reales similares a los que tendrán que resolver cuando estén trabajando. De esta manera, cuando finaliza el curso están capacitados para desempeñar con éxito una posición en este sector, porque no será la primera vez que enfrenten un trabajo de este tipo, sino que ya llevan 8/9 meses trabajando de forma similar a la que lo harían en una empresa y la máquina llega perfectamente engrasada para funcionar a pleno rendimiento en la organización a la que se incorporan.

Parte de tu trayectoria profesional la has desarrollado en el extranjero, ¿cómo definirías esa experiencia?¿Le aconsejarías a tus alumnos vivir algo similar? Le recomiendo a todo el mundo que tenga la oportunidad de vivir una experiencia de al menos un año en el extranjero, no importa si eres un estudiante universitario que va a disfrutar de una beca Erasmus o una persona de 45 que ha perdido su empleo o simplemente quiere un cambio. No importa si ese cambio es un año sabático y después quieres retomar el punto en el que estabas o cambiar la dirección de toda tu vida. Es una experiencia que te nutre vital y profesionalmente. Tener la oportunidad de experimentar otras culturas, otra manera de trabajar diferente, de interpretar el proceso de toma de decisiones, aporta una perspectiva difícil de encontrar de otra manera. Al final, sin darnos cuenta, tenemos constantemente relación con marcas y empresas de otros países, pero enfrentarse a algo así hace que enfrentes las relaciones laborales con esas empresas no desde tu realidad sino comprendiendo la del otro, sus necesidades y motivación, su visión para hacer las cosas. No hay una manera mejor o peor de hacer las cosas, existen muchas opciones, y cuantas más conozcas, más cerca estarás de conseguir tus objetivos.

Comenzaste tu formación más orientada al mundo del turismo y poco a poco has ido orientando tu trayectoria hacia la comunicación y la formación, ¿qué te impulsó a tomar ese camino? Elegí la carrera de Turismo porque ya dominaba inglés y alemán al terminar la secundaria y tenía muchas salidas laborales. Decidí cursarla en la Universidad de Salamanca porque entonces era la que ofrecía un programa de movilidad con países de habla germana, ya que mi objetivo era ese. Y estando en Bremen asistí invitada por un profesor de la carrera a un congreso sobre marketing digital donde descubrí esta profesión. 2007 fue el año en el que Facebook se tradujo al alemán, francés y español, así que todo esto estaba empezando todavía. Me fascinó la democratización de la publicidad, que los usuarios fueran quien tenían la decisión de compra, y la revolución y los cambios que se podían sentir y que estaban haciendo replantearse sus estrategias a muchas empresas. Mi siguiente paso fue realizar un máster en este campo, y desde entonces el mundo digital es mi entorno. Inicialmente seguí combinando ambas cosas, pero como freelance, ya no era parte de un departamento en una gran corporación sino que únicamente yo, y mi equipo, representabamos ese departamento para muchas Pymes diferentes. La formación era algo que ofrecía entre mis servicios, porque así lo demandaban las empresas, es algo que siempre he disfrutado haciendo y con lo que ayudo tanto a emprendedores como empresarios, trabajadores y desempleados a seguir creciendo.

Dominas diferentes idiomas, ¿qué importancia crees que tiene ese aspecto y qué le puede aportar a un profesional el dominio de diferentes lenguas? La comunicación es vital en el éxito de cualquier relación. Saber idiomas es eliminar barreras y facilitar esa comunicación. Tengo titulación en inglés, alemán, gallego, portugués, italiano, español para extranjeros y chino. Los títulos son importantes para acreditar unos conocimientos cuando así se requiere, de cara a la administración, por ejemplo, pero en un trabajo nunca han sido importantes porque lo que se requiere es demostrar que sabes comunicarte en ese idioma, y es en eso en lo que hay que centrarse cuando se estudia un idioma, no sólo en el título. He de decir que mi inquietud por la comunicación también me ha llevado a estudiar coaching para entender el poder de la comunicación no verbal y el liderazgo, y actualmente estoy estudiando un máster en Diseño Gráfico para explorar también el lenguaje visual a otro nivel.

¿Por qué recomendarías a un reclutador incorporar un alumno formado en  Estudios Rafer? Porque es un centro de formación con más de 20 de experiencia, líder en el sector de la formación en la provincia de Lugo que ofrece un servicio de calidad, combinado con un novedoso sistema de orientación y asesoramiento laboral personalizado y adaptado a las necesidades de casa persona que se traduce en alumnos formadas no sólo a nivel teórico sino enfrentando casos prácticos reales, con el nivel de exigencia y calidad que requiere el tejido empresarial actual.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información